El Presidente de la Diputación de Valencia, Antoni Gaspar, estuvo ayer en Turís para comprobar el resultado de las obras que se han llevado a cabo para condicionar y mejorar el tramo de carretera que va desde el acceso al municipio por la CV-50 hasta la rotonda de entrada al casco urbano.

 

Esta actuación ha contado con las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) de la entidad provincial y ha consistido en el asfaltado y señalización de la vía así como la canalización de aguas y la reparación de caminos adyacentes.

 

Igualmente se ha creado una vía peatonal que conecta la rotonda de entrada al municipio con la vía de servicio que conduce hasta Godelleta y se ha acondicionado la Fonteta del Poll, un paraje emblemático por el cual discurre el nuevo paso de peatones.

 

Según explica el Alcalde, Eugenio Fortaña, “se trata de una obra necesaria en cuanto a la circulación de vehículos y también, dada la gran afluencia de peatones que acceden a la vía de servicio, garantizamos su seguridad y contribuimos a disminuir la peligrosidad”. 

 

“Hay que reconocer el trabajo que se hace desde la Diputación”, asegura Fortaña, “puesto que sin esa ayuda municipios como el nuestro no podría afrontar muchas de las actuaciones que llevamos a cabo y que están destinadas siempre a mejorar la vida de la ciudadanía”.

 

Por su parte Toni Gaspar destacó que “en estos cuatro años en la Diputación hemos decidido que nadie como los mismos municipios, a través de sus ayuntamientos, pueden saber cuáles son las prioridades. Y por eso son los consistorios quienes deciden qué quieren mejorar o ejecutar con estas ayudas sin obligarlos a utilizarlas para algo en concreto”.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.