Con el objetivo de impulsar su negocio en la región y en otras zonas del arco del Mediterráneo, Lidl está construyendo en Cheste una de las plataformas logísticas más estratégicas para el desarrollo de su actividad en España.

 

El alcalde de Cheste, José Morell, acompañado por los concejales José Vicente Guijarro y Carmen Delgado, visitó ayer, miércoles 3 de abril, las instalaciones de la cadena de supermercados, junto al director regional de Lidl en la Comunidad Valenciana, Grischa Voss.

 

La nueva plataforma logística, una de las más grandes y avanzadas de Lidl en España, se está construyendo junto al Circuito Ricardo Tormo y pasará a formar parte del Parque Empresarial Circuito de Cheste. El equipamiento supondrá una inversión de más de 55 millones de euros y su puesta en marcha, prevista para finales de este mismo año, responde a la necesidad de acompañar el crecimiento que la compañía viene experimentando en los últimos años en la región y de cumplir con el ambicioso plan de expansión que Lidl tiene previsto en la Comunidad Valenciana.

 

Con 51.000 metros cuadrados de superficie, el almacén tendrá capacidad para más de 30.000 palés y contará con 140 muelles de descarga para la optimización del tránsito de la mercancía. Con la puesta en marcha de la instalación, la cadena trasladará a Cheste la actividad que hasta ahora centralizaba en el centro logístico de Ribarroja del Túria, que se ha quedado obsoleto y pequeño para atender las crecientes necesidades logísticas de la firma. Los 200 empleados que actualmente trabajan en Ribarroja se trasladarán igualmente a la nueva plataforma, llamada a impulsar el desarrollo sostenible del negocio de Lidl en la zona de Levante.

 

La inauguración de la nueva plataforma logística marcará un hito en términos de negocio, pero también de sostenibilidad. Cheste está llamado a convertirse en uno de los centros logísticos más sostenibles de Lidl en España y en Europa. En este sentido, se están construyendo las instalaciones siguiendo los más exigentes estándares de sostenibilidad y la empresa aspira a obtener los sellos Breeam Excellent y Verde, de referencia mundial de sostenibilidad, muy poco frecuentes en el sector de la distribución. Asimismo, prevé optar al certificado Residuo Cero de AENOR, con el que ya cuentan el resto de sus centros logísticos de la península.

 

Además, entre las distintas medidas sostenibles que se incorporarán también se apuesta por la eficiencia energética y destaca la construcción de una instalación fotovoltaica de 11.300 metros cuadrados capaz de generar hasta 755 MWh anuales de energía. Con ello se podrían recorrer más de 4,5 millones de kilómetros cada año, o lo que es lo mismo, dar la vuelta al mundo en coche 110 veces.

 

Por otra parte, el año pasado la cadena puso en marcha hasta 7 nuevos establecimientos y en este 2019 prevé abrir 3 más. Estas 10 aperturas supondrán en total una inversión de 50 millones de euros y la creación de 100 puestos de trabajo.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.