La concejalía de Servicios de Cheste está revisando las ordenanzas municipales para endurecer las sanciones por verter ilegalmente residuos en la población.

 

Tal y como explica el edil responsable del área, José Vicente Guijarro, quieren que las multas sean lo más altas posibles en el marco de la legislación actual, ya que tienen que atajar el problema cuanto antes. El edil recuerda que la Policía Local y los guardas rurales están trabajando para dar con las personas responsables de los vertidos a través de personal dedicado exclusivamente a esta tarea todos los días, en turno de mañana y tarde.

Además, el concejal ha informado de la saturación de la brigada municipal debido al constante crecimiento de los vertidos. La brigada está ocupándose recurrentemente de la limpieza de los focos ilegales de residuos; no están pudiendo desinfectar las calles diariamente y están desatendiendo otras tareas como la reparación de baches o el repintado de los pasos de peatones.

Desde el Ayuntamiento se hace hincapié en que los enseres, restos de poda, escombros y todos aquellos residuos que no correspondan a los contenedores de la población deben depositarse en el ecoparque. Debido a la actual situación provocada por la COVID-19 la entrega diaria de basura en el ecoparque está limitada, pero se puede hacer en varias veces.

Desde enero hasta el pasado 20 de agosto, el Ayuntamiento se ha hecho cargo de 77.914 kg de vertidos ilegales. Durante este mes de agosto, tan solo en 15 días se han limpiado 24.000 kg, con un gasto extraordinario de 5.760 euros destinado a la empresa contratada para reforzar esta tarea.

Además, desde enero hasta el pasado 31 de julio, se han recogido más de 2 millones de kg de basura en los contenedores grises de la población.

Desde el Ayuntamiento se pide civismo también en este sentido, insistiendo en necesidad de separar correctamente los residuos para minimizar el trabajo del servicio de separación.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.