El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha condenado al Ayuntamiento de Chiva a pagar a los propietarios de 2 parcelas en las que se construyó el campo de fútbol La Murta un total de 690.244 euros al considerar como urbanizado el suelo y no rústico.

 

El caso arranca en 2010 cuando, bajo el gobierno del Partido Popular de José Manuel Haro, el consistorio decide construir un nuevo campo de fútbol en la zona de La Murta. Para ello se negocia y expropian 15 parcelas que suman los 15.104 metros cuadrados necesarios para la obra, pagando un precio como suelo rústico, de 15'31 euros el metro cuadrado. De esta forma, el Ayuntamiento pretendía pagar 21.500 y 15.590 euros por cada una de esas dos parcelas cuyos dueños recurrieron.

 

Los propietarios de dos de las parcelas expresaron su disconformidad, y el caso acabó en el Jurado de Expropiación Forzosa, que determinó en 2013 un precio mayor para la expropiación, incrementando el precio del metro cuadrado hasta los 99,91 euros. Esto suponía valorar las parcelas en 140.811 y 102.079 euros respectivamente.

 

Tanto los propietarios como el Ayuntamiento de Chiva manifestaron su disconformidad, los primeros por creer que las parcelas tenían más valor, y el gobierno del PP por tratar de pagar menos por las mismas sobre la base de que ese suelo era rústico y no urbano.

 

 

El caso acabó en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que ha determinado que el suelo es urbano, y ha multiplicado en su sentencia el valor del suelo por tres con respecto a lo que estimó el Jurado de Expropiación Forzosa, pasando a fijar un precio de 284,99 euros el metro cuadrado, lo que da un valor a una parcela de 400.125 euros y a la otra de 290.119, en total 690.244 euros.

 

En la sentencia, el TSJCV da la razón a los propietarios de las parcelas y desestima el recurso del anterior gobierno del Ayuntamiento de Chiva.

 

El alcalde de Chiva, Emilio Morales, ha manifestado que "esperábamos hace meses que llegara esta sentencia, y sabíamos que iba a ser condenatoria, por lo que ya habíamos reservado una partida en el presupuesto de este 2016 para hacer frente a la misma por responsabilidad, para que afectara lo menos posible al día a día del ayuntamiento", y ha añadido que la sentencia "demuestra el grado de irresponsabilidad del anterior gobierno del PP de Chiva, porque esta sentencia hace evidente la gestión negligente que han hecho durante años, porque el coste del campo de fútbol nuevo era excesivo para ubicarlo en esa zona".

Emilio Morales ha añadido que "los vecinos y vecinas de Chiva deben saber que ahora pagamos los desmanes del anterior gobierno, porque los servicios básicos no se van a ver afectados, pero con 690.000 euros podríamos haber acometido este año muchas inversiones necesarias para Chiva, y lo vamos a tener que destinar a pagar una sentencia judicial propiciada por la insensatez en la gestión del gobierno del PP, que aseguraba que unas parcelas valían 37.090 euros y resulta que vamos a pagar 690.000 euros por ellas".

 

Esta sentencia se suma a las ya recibidas en estos 10 meses de legislatura, y a las que se esperan que lleguen, que pueden alcanzar los 2,5 millones de euros.

En los últimos meses el Ayuntamiento de Chiva ha sido condenado a pagar 234.000 a una empresa a la que el anterior gobierno del PP no devolvió el ICIO (Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras), y entre las expropiaciones de la Ciudad del Deporte que nunca se construyó y del jardín de la Casa de la Cultura se espera que alcancen las condenas en torno a 1,5 millones de euros, todas ellas herencia de la anterior legislatura, bajo el gobierno del PP.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.