El Partido Comunista de las comarcas de interior ha remitido una nota a esta casa en la que manifiesta todo su apoyo con la población y organizaciones de Chiva en la lucha por preservar los valores naturales, ecológicos y humanos en la defensa de la Sierra de Chiva contra la pretensión de instalar allí un megaparque de placas fotovoltaicas por parte de la multinacional Italiana Falck Renewables.

 

La nota continúa diciendo:

La ocupación de más de 420 hectáreas de terrenos de gran valor paisajístico para cubrirlos con un mar de espejos solares solo podrá ser revertida con la lucha unida del pueblo de Chiva y sus organizaciones cívicas. Saludamos el posicionamiento de rechazo del Ayuntamiento de Chiva contra este proyecto que sólo va a aportar destrucción a los pies de la Sierra de Chiva.

El Partido Comunista nos posicionamos a favor de las energías renovables pero no con el modelo que se pretende instalar en la sierra de Chiva, modelo de megaparque solar que convierte los terrenos naturales en espacios amplios anulados para siempre para las actividades humanas que hasta ahora se venían realizando. El modelo que defiende el Partido Comunista es el de instalaciones para el consumo doméstico y empresarial de la electricidad fomentando el autoconsumo, las cooperativas de producción y distribución de energías renovables y la participación pública y directa del Estado y las Comunidades Autónomas en la generación de las energías renovables.

Por desgracia los diferentes gobiernos del PP y del PSOE han ido privatizando el sector energético nacional y aumentando nuestra dependencia del capital transnacional dejando a este sector estratégico en manos extranjeras y haciendo que nuestro país haya perdido el control sobre gran parte mercado energético. Hoy Endesa, Energy y otras grandes empresas que explotan el sector energético están en manos de consejos de administración exteriores, Endesa en concreto fue vendida a la italiana ENEL.

Según vemos en las actuaciones del gobierno central y algunos gobiernos autonómicos como el valenciano la transición energética pasa por seguir el modelo privatizador y de liberalización del recurso estratégico de la energía permitiendo que las multinacionales sigan extendiendo su modelo destructor de las megainstalaciones eléctricas que reproducen la forma de producción capitalista extractiva y destructora del medio ambiente y sus ecosistemas.

El final de esta lucha en defensa de la Sierra de Chiva no está escrito, la capacidad de lucha del pueblo de Chiva, de su Ayuntamiento y sus organizaciones cívicas pueden revertir este daño irreparable que la multinacional italiana Falck Renewables pretende realizar. El Partido Comunista os apoya para conseguir un futuro en el que la transición energética no se lleve a cabo a costa de destruir vuestro patrimonio paisajístico, natural y humano.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.