La política medioambiental en Macastre se ha centrado durante las dos últimas legislaturas en la reforestación de las zonas que fueron arrasadas por las llamas en el terrible incendio de 2012.

 

Así, el consistorio local ha organizado cada año expediciones a los montes adyacentes a la población con motivo del Día del Árbol. El fin último no es otro que recuperar las especies que el fuego quemó. 

 

A pesar de la necesidad de vestir de verde su entorno, el consistorio ha considerado que este año era necesaria la actuación en la ladera del Castillo. Por este motivo, el domingo pasado una nutrida representación se citó en el casco antiguo para acceder a la montaña en la que se ubica uno de los patrimonios culturales más destacados de la población.

 

Grandes y pequeños realizaron las habituales tareas de plantación, para las que se ha contado nuevamente con la participación de más de un centenar de miembros del Grupo Scout Sempre Avant de Valencia.

 

“Es un enorme privilegio representar a un pueblo tan comprometido con el Medio Ambiente como Macastre. Una vez más, vecinos y visitantes nos han cedido su tiempo para lograr recuperar nuestro entorno. No debemos olvidar que los municipios del interior basamos nuestra apuesta turística en el enorme atractivo medioambiental. Cada granito de arena suma en pro de un monte más verde. Hemos plantado pinos, carrascas y murta a fin de evitar la erosión. Además, los más peques han participado en los juegos preparados para la ocasión. En el cierre de la jornada, los integrantes del grupo Scout han tenido el privilegio de comer en la Fuente Grande; paraje de enorme belleza”, afirma la munícipe.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.