La concejalía de Medio Ambiente y Parques y Jardines ha plantado en Cheste, esta semana, 54 árboles autóctonos cedidos por el Centro para la Investigación y la Experimentación Forestal de la Generalitat Valenciana. El parque de Lomiquia, los jardines de la IMES, el paseo Feliz Rodríguez de La Fuente y la arboleda del polideportivo municipal ya cuentan con nuevos ejemplares de carrascas, lidoneros, fresnos, servales y arces.

 

“Los beneficios de los árboles son innumerables, tienen un impacto directo en nuestra calidad de vida, por lo que consideramos imprescindible plantar nuevos árboles donde sea posible, protegerlos y fomentar el interés de la ciudadanía para su conocimiento y respeto”, ha declarado el concejal de Medio Ambiente y Parques y Jardines, David Pujals. “La idea de potenciar las especies autóctonas en las zonas verdes de nuestro municipio persigue aumentar la Biodiverdidad de estos espacios con árboles adaptados a nuestras condiciones climáticas ya que, entre otras ventajas, al necesitar poca agua nos permiten reducir el gasto en riego”.

 

 

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.