La concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Cheste ha iniciado la instalación de refugios para murciélagos, cajas-nido para aves y hoteles de insectos en distintos puntos de la localidad. El objetivo es dar refugio a distintas especies de animales que favorecen el equilibrio medioambiental y ejercen un control biológico de plagas.

 

Desde el pasado lunes, 9 de marzo, el parque del Chirrín ya cuenta con un hotel para insectos que servirá de cobijo para numerosos insectos, como mariquitas, abejas y avispas solitarias, impulsando así la descendencia de estas especies que componen la llamada “fauna auxiliar”, al ejercer un control de plagas y realizar funciones polinizadoras, en el caso de las avispas, posibilitando la fructificación de los cultivos de forma natural.

El parque de La Lomiquia alberga otros dos hoteles más, junto a los que se han plantado especies de plantas aromáticas, que atraerán a los insectos. También se han instalado cinco cajas-nido para aves y un refugio para murciélagos. Estas estructuras permiten compensar la escasez de bosques maduros con oquedades: espacios necesarios para que se cobijen este tipo de animales que son agentes de control biológico de grandes insectos, como saltamontes, y de pequeños roedores, en el caso de las aves; o de mosquitos y polillas, en el caso de los murciélagos. Asimismo, las especies que se beneficiarán de estos refugios son un instrumento de control de plagas como la procesionaria del pino o los pulgones.

“Igualmente, se han colocado siete refugios más en las farolas del camino del cementerio”, explicaba el concejal de Medio Ambiente, David Pujals. “Esperamos que la población cuide y respete todas estas estructuras y a los animales que se instalen en ellas”.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.