El pasado sábado, 21 de noviembre, la Asociación Musical La Lira de Cheste celebró Santa Cecilia con un acto en el Teatro Liceo acorde con la normativa sanitaria actual.

 

En primer lugar se presentó a las 17 nuevas incorporaciones al Conjunto Instrumental, dirigido por Rubén Albarracín, y acto seguido, el Conjunto ofreció un breve concierto compuesto por las obras Playing together, so much better!, Cyclist in Moscow y House party, del compositor Jaan de Haan, y Furioso, de Smith.

Tras una limpieza exhaustiva del escenario, comenzó la bienvenida a los músicos y las músicas que han pasado a formar parte de la Banda Sinfónica. Los 13 nuevos integrantes fueron recibidos en el escenario por el director, Javier Enguídanos, y por el vicepresidente de la Asociación Musical, Víctor Doménech, quienes les hicieron entrega de una placa conmemorativa y un pergamino. Tras el recibimiento, comenzó la primera parte del concierto con las obras Reflections of this Time, de Ted Huggens y Côte d’Or, de Ferrer Ferran.

Después del descanso entre la primera y la segunda parte del concierto, empezaron los discursos. En primer lugar, el vicepresidente de la Asociación Musical La Lira de Cheste dedicó unas palabras de agradecimiento a todas las personas que han hecho posible que la actividad de la asociación no cese pese a la pandemia. “Hemos conseguido salvar la temporada gracias al trabajo de todos y al apoyo del Ayuntamiento de Cheste, que ha proporcionado en todo momento espacios seguros”. Doménech hizo un llamamiento a la población para unirse a la junta directiva de la Asociación. “Esta próxima primavera se cumplirán dos años desde la última renovación de los miembros de la junta y algunos ya no seguirán; necesitamos un equipo humano amplio y con nuevas ideas que esté al frente, es una actividad gratificante y el ambiente es muy bueno”.

Además, el vicepresidente homenajeó, en nombre de toda la asociación, a Fina Perales, limpiadora de las instalaciones durante más de 15 años, recientemente jubilada, a la que se le hizo entrega de un ramo de flores. “Eres una persona entregada con la que siempre se ha podido contar”. Por último, dedicó unas palabras a los y las músicas que se incorporaron: “Os espera un futuro de éxito musical, Cheste es solo el principio, os animamos a seguir estudiando y practicando con vuestro instrumento”.

El director de la Banda Sinfónica también se dirigió al público para poner en valor del trabajo y el esfuerzo de los músicos y músicas y de la junta directiva en la actual situación. “Hemos tenido que partir la banda en grupos porque no podemos juntarnos todos y a pesar de eso tenemos dos plantillas de 30 músicos hoy aquí; en el pasado concierto se presentaron 87 músicos, es un ejemplo a seguir por muchas otras sociedades, estamos haciendo conciertos magníficos. Hoy mi agradecimiento también es para el público, que nos acoge con mucho cariño y respeto, y porque tal y como están las cosas, también es un esfuerzo salir de casa y venir a ayudar, a acompañarnos y a apoyarnos”.

La concejala de Cultura, Mª Ángeles Llorente, cerró el turno de discursos, antes de que diera comienzo el concierto de la Banda Sinfónica, con un amplio agradecimiento a la Asociación Musical. “Tenemos la suerte de poder disfrutar de este acto tan bonito hoy aquí y queremos agradecer a la asociación la excelente labor educativa y cultural que desarrolla, manteniendo vivo el principal espacio cultural de nuestro pueblo y el que más satisfacciones aporta al conjunto de la sociedad chestana”.

La segunda parte del concierto se inició con la obra Octagua, la música como forma de los estados, de la compositora y miembro de la Banda Mar Vilalta, con orquestación de Gustavo López. Vilalta recibió un ramo de flores y un obsequio por parte de la asociación para darle la enhorabuena por su creación y un caluroso aplauso por parte del público. El concierto finalizó con Cuadros de una exposición, de Mussorgsky.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.