La Asociación de Empresarios y Autónomos de Buñol y el sindicato CCOO han debatido sobre la necesidad de constituir una plataforma cívica en la condición de personas físicas abierta a la participación de las organizaciones sociales y políticas.

 

El objetivo de la Plataforma es aunar voluntad y esfuerzo en remover obstáculos y sentar las bases para el crecimiento continuo de la actividad industrial en Buñol, como elemento determinante del progreso económico y social.

 

La constitución de la Plataforma Cívica por el Desarrollo Industrial de Buñol, nace de la evidente necesidad de promover un cambio en el comportamiento social y político en Buñol, respecto a una de las señas de identidad más importante en lo social y económico que ha distinguido siempre a Buñol, como ha sido y debe seguir siendo el desarrollo industrial.

 

La Plataforma parte de la idea que la industria no es el único pilar del desarrollo económico de Buñol. Pero partiendo de la premisa que el turismo como la  agricultura por las características orográficas de la localidad no pueden sustituir en modo alguno el espacio que la industria ocupa en la economía local, ello justifica que se reclame de las instituciones un gran esfuerzo político y económico para apuntalar en el presente y el futuro el desarrollo industrial.

 

Sobre el desarrollo industrial de Buñol pende la espada de Damocles al carecer de suelo industrial urbanizado. Desde la Plataforma no vamos a realizar ningún análisis retrospectivo de las causas que nos han llevado a ser un pueblo industrial que carece de una ordenación del suelo acorde con las necesidades que se tienen y la proyección futura. No lo vamos a hacer porque todos y todas sabemos las causas, por lo que difícilmente incurriremos nuevamente en los errores que nos han llevado a este punto de partida.

 

Lo dicho anteriormente no significa que renunciemos a cuestionar y remover todo aquello que obstaculiza el crecimiento industrial y económico de Buñol. Sencillamente todo nuestro esfuerzo va en la dirección de buscar soluciones a los problemas y no a perder el tiempo y las energías en debates que no nos aportan soluciones y sí división.

Dicen encontrarse, por una decisión judicial, sin un plan general de ordenación urbana (PGOU), “lo que nos obliga a volver a unas normas subsidiarias que en su momento se consideraron obsoletas para dar respuesta entre otras a las necesidades que exige el desarrollo de las zonas residenciales e industriales”, afirman en su comunicado enviado a esta casa.

 

Si bien en lo industrial el PGOU estableció prácticamente el mismo suelo industrial que se recogía en las Normas Subsidiarias (291,85 ha.), una parte importante del suelo está ya consolidado por lo que el disponible se reduce a 85,70 ha., divididas en siete zonas. El denominador común del suelo industrial disponible es la ausencia de suelo urbanizado.

 

A la falta de suelo industrial urbanizado hay que sumar: el problema de la precariedad y provisionalidad de industrias que carecen de licencia de actividad. Así como la ocupación de suelo por inmuebles industriales en desuso o en ruinas.

 

En los Presupuestos municipales para 2019 se ha recogido (a instancias de CCOO y la Asociación de Empresarios y Comerciantes) una partida de 50.000€ para afrontar el coste del cambio en la calificación del suelo que queda entre el polígono industrial del Llano y el límite con Chiva, con una superficie de 7,83 ha., con el fin de dar respuesta a un déficit que amenaza con la deslocalización de más de media docena de empresas. 

 

Al esfuerzo que realiza el Ayuntamiento se le suma la constitución de una UTE por parte de cinco empresas de Buñol, para afrontar los costes de urbanización.

 

Urbanizar lo antes posible 7,83 ha, no disipa la necesidad de dotar a Buñol de un área industrial proyectada sobre las necesidades futuras que permita la implantación de empresas.

 

Cuatro son los objetivos que se propone alcanzar la Plataforma:

 

  1. Urbanizar el suelo adyacente al polígono del Llano.
  2. Definir de forma estratégica un área industrial y dotarla de los servicios esenciales.
  3. Analizar las causas y hallar la solución a la falta de licencia de actividad.
  4. Promover un gravamen en los impuestos municipales para aquellos inmuebles industriales que no tienen actividad desde hace años y que no están disponibles.
  5. Auspiciar acuerdos entre la corporación municipal y los propietarios de suelo industrial para su cesión temporal al municipio.

 

Como hemos dicho al principio, la plataforma cívica que se impulsa por dos organizaciones sociales está abierta a la participación de quienes como nosotros piense que es necesario un esfuerzo importante en aras del desarrollo económico y social de Buñol.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.