Tras la inauguración de la primera estación de recarga gratuita para coches eléctricos en Cheste, el pasado 6 de febrero, ya se han realizado 45 recargas, contabilizadas hasta el día 26 de febrero, lo que supone que se han dejado de emitir 0,37 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, según los datos que ofrece la concejalía de Servicios.

 

“Se trata de unos buenos datos para los primeros veinte días de funcionamiento del punto de recarga y esperamos que su uso vaya en aumento”, apunta el concejal de Servicios, José Vicente Guijarro, “poco a poco vamos iniciando el camino hacia la mejora de la calidad del aire, tenemos que concienciarnos todos y todas de la situación medioambiental tan grave por la que atraviesa nuestro Planeta e impulsar acciones que faciliten la sostenibilidad y la reducción de nuestro impacto, ya que las consecuencias del Cambio Climático empiezan a ser cada vez más visibles”.

 

La previsión del Ayuntamiento es instalar un nuevo punto de recarga y adquirir un coche eléctrico durante los próximos meses, a través de las líneas de ayudas disponibles, como el programa “Ahorro y eficiencia energética en el transporte” del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), y con aportación de fondos municipales.

 

El actual punto de recarga, ubicado al lado del retén de la Policía Local es de tipo “semi-rápida”, dispone de dos conectores que pueden dar servicio a dos vehículos a la vez y ofrece una potencia de 22 Kw por cada toma. Los usuarios y usuarias pueden acceder a su control y activación través de las principales aplicaciones de geolocalización.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.