El personal del Ayuntamiento de Mislata ha recibido un curso de formación donde se aprenden las técnicas y destrezas necesarias para el SVB. El Departamento de Salud de Manises tiene previsto ampliar esta iniciativa a más municipios y entidades.

 

Una emergencia siempre ocurre sin avisar, pero estar preparado para reaccionar depende de cada uno. Ante una parada cardiorrespiratoria, saber cómo actuar rápidamente es la mejor garantía de supervivencia para la víctima y ayuda a reducir las posibles secuelas que puedan derivarse del accidente. Por ello, el centro de especialidades de Mislata ha acogido una jornada de formación destinada a enseñar al personal del Ayuntamiento de la localidad las técnicas de Soporte Vital Básico (SVB) necesarias para saber actuar ante una emergencia.

 

La iniciativa muestra el compromiso y la preocupación del Ayuntamiento de Mislata con la formación médica del personal extra sanitario de Mislata que desee conocer las técnicas de asistencia en caso de accidente o lesión, e incluso, para abordar cualquier urgencia en su día a día. “Las urgencias no ocurren con un médico al lado. En el Hospital de Manises, creemos que es muy importante que todo el mundo sepa cómo aplicar correctamente técnicas como la reanimación cardiopulmonar, especialmente cuando se trabaja en espacios públicos como el Ayuntamiento” indica el doctor Manuel Tejeda, jefe del Servicio de Medicina Intensiva y Urgencias del Hospital de Manises, que imparte el curso junto a otros facultativos del servicio.

 

Por su parte, el Ayuntamiento de Mislata refuerza también con este proyecto su vocación formativa en el ámbito sanitario y de servicio a sus vecinos. De hecho, en el curso ha participado la concejala de Sanidad y Salud Pública, Maika Tarín, quien ha destacado “la importancia de que exista personal formado para poder minimizar los daños en caso de emergencia.  Además, el proyecto formativo se extenderá a las diferentes Asociaciones y personal del colectivo educativo de Mislata para el próximo año”.

 

El Departamento de Salud de Manises apuesta por este curso para seguir trabajando por la promoción de la salud y la calidad en la atención. Aunque desde el centro se recomienda siempre llamar inmediatamente a los servicios de emergencia, saber cómo actuar durante los primeros minutos de un accidente es vital para la supervivencia de la víctima. “Nuestro objetivo con este curso es acercar las técnicas de SVB a la sociedad para que, poco a poco, cada vez más gente las domine” explica el doctor Tejeda. 

 

Durante la jornada de formación se han enseñado los métodos y destrezas necesarias para proporcionar una primera asistencia sanitaria ante una emergencia que ponga en peligro la vida de la víctima, como una situación de paro cardiaco, asfixia o ahogamiento.

 

A través de sesiones teórico-prácticas, los asistentes han aprendido pautas para la desobstrucción y mantenimiento de la vía aérea, técnicas de Soporte Vital Básico en adultos y pacientes pediátricos, como la reanimación cardiopulmonar (RCP) o el manejo del desfibrilador externo semiautomático, un equipo sanitario muy común en espacios públicos que permite administrar una pequeña descarga eléctrica para restablecer el ritmo cardiaco en caso de parada.

 

Como parte del proceso de promoción de la salud y mejora de las competencias sanitarias en la sociedad, el Hospital de Manises tiene previsto repetir la iniciativa en otras localidades y entidades con el fin de fomentar las buenas prácticas y técnicas sanitarias entre el personal no sanitario. 

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.