El viernes representantes de los cinco centros educativos que han formado parte del proyecto de presupuestos participativos Cheste Decide se han reunido en el salón de actos de la Caja Rural para presentar sus propuestas, hablar sobre el desarrollo del proceso y extraer lo aprendido de la experiencia propuesta por el Ayuntamiento de Cheste para que eligiesen cómo querían invertir 4.000 euros en sus patios.

 

Esta actividad se enmarca dentro de la apuesta del Ayuntamiento por abrir a la opinión pública una parte del presupuesto general para que la ciudadanía realizara sus propuestas y después votara sus favoritas. “Lo habitual es que sean los mayores de 18 años los que pueden votar y determinar qué cosas se hacen y no se hacen, pero queríamos extenderlo también a los niños y niñas; por eso reservamos 4.000 euros para cada centro, de forma que ellos opinaran y participaran”, explicaba el alcalde de Cheste, José Morell.

 

“Cabe destacar que la participación por parte de los niños ha sido más alta que la de los mayores, así que os doy la enhorabuena por el trabajo que habéis hecho y también felicito al profesorado que se ha implicado en el proyecto e incluso lo ha mezclado con el proyecto didáctico de todo el curso”.

 

Los primeros en intervenir fueron los delegados de 1º, 2º y 3º de E.S.O. del I.E.S. Ricardo Marín, quienes se centraron en explicar la dinámica del proceso de participación y el reparto de tareas, de manera que las ideas propuestas en cada curso se comunicaron en una junta de delegados de clase, para después ponerlas en común y pasar a las votaciones. “Delegados de clase y técnicos del Ayuntamiento nos reunimos para estudiar las propuestas; nos aconsejaron coger las tres más valoradas y llevarlas a votación”, apuntaban los delegados del instituto. “Las finalistas fueron un pimpón patio, el patio picnic-relax, consistente en una zona de césped con merenderos, y la instalación de una red y postes de voleibol y un zona de scooters y skates”. El resultado de las votaciones se decantó a favor del patio picnic relax.

 

Los siguientes en exponer sus propuestas y resultados fueron los alumnos de 5º de Primaria del C.E.I.P. nº 3. “En el proceso participó todo el colegio, desde Infantil a Primaria”, afirmaban los ponentes. “Primero recogimos varias propuestas y después los dos cursos de quinto hicimos una reunión donde descartamos las propuestas que no eran apropiadas, ya que debían cumplir dos criterios: que fueran para todos y todas, pequeños y mayores y que fueran duraderas en el tiempo”.

 

Tal como explicaban, finalmente quedaron seis propuestas, que incluían juegos de patio, zona de petanca, mesas de picnic con bancos, juegos pintados en el suelo, un circuito de coches y otro de canicas y arreglos en el huerto escolar. En la última fase del proceso los alumnos de 5º se dividieron en grupos para defender cada propuesta en un debate y después se procedió a las votaciones. “Ha sido una experiencia para aprender en qué consiste y cómo funciona la democracia, trabajar en equipo, ponernos en el lugar de los demás y respetar los turnos de palabra”, concluían los alumnos del C.E.I.P. nº 3.

 

Los alumnos de 5º de Primera del C.E.I.P. Blasco Ibáñez recopilaron las propuestas de sus compañeros de colegio, desde Infantil a Primaria y se reunieron con los organizadores del proyecto Cheste Decide. “Ellos nos explicaron en qué consiste la democracia representativa, en la que una persona se presenta y se le vota o no, y la democracia participativa, en la que todos decidimos”, destacaban los alumnos durante su explicación. “Las actividades ganadoras fueron juegos para los pequeños, un arenero para Primaria, un rocódromo y un rincón para ir descalzos donde poder estudiar, jugar o hacer talleres”.

 

Por su parte, dos representantes de 6º de Primaria del C.E.I.P. Francisco Giner de los Ríos hicieron su exposición del proyecto Cheste Decide, partiendo de que las propuestas ganadoras las pudieran disfrutar los alumnos y alumnas de Primaria, Infantil y el aula de 2 años.

 

Los alumnos explicaron el proceso de elección de las ideas y cómo, con la ayuda de sus profesores, consultaron los precios para hacer cálculos y presentar la propuesta al Ayuntamiento. “Todo suma 3.965 euros, no nos hemos pasado del presupuesto porque en función del tiempo en que se tarde en implementar puede haber variaciones”, explicaban satisfechos.

 

La inversión irá destinada a una caseta meteorológica, con anemómetro, higrómetro, barómetro, termómetro y pluviómetro; juegos pintados en el suelo para el patio de Infantil; seis bancos de picnic y dos mesas anti-vandálicas, ancladas al suelo y dotadas de tableros de ajedrez, parchís y tres en raya. “A algunos alumnos del colegio no nos gusta jugar a deportes y preferimos charlar con algunos compañeros; otros quieren leer un libro, repasar o hacer algún ejercicio. A otros les gusta jugar al ajedrez y no tienen sitio donde sentarse, con estas mesas podemos hacer esas actividades en condiciones”, justificaban los representantes de sexto.

 

Cerró la sesión el colegio San José de la Montaña, con la exposición de los alumnos de 1º de E.S.O. En el caso de este centro, han sido los alumnos de 6º de Primaria y 1º de E.S.O. los implicados en el proceso de presupuestos participativos, con el apoyo del profesorado.

 

“Trabajamos partiendo de la metodología ‘veo, pienso y me pregunto’ para desarrollar la capacidad de observar necesidades, interpretar y hacerse preguntas teniendo en cuenta dos criterios: que las ideas aportadas fueran dirigidas a todos los niveles educativos y que fueran tanto para niños como para niñas”, comentaban. “Intentamos reproducir lugares clave, como el congreso de los Diputados para debatir nuestras propuestas y todas las seleccionadas son para el centro en general”. Así, el colegio San José de la Montaña ha dividido su propuesta en tres proyectos: un proyecto educativo, que recoge ajedrez y psicomotricidad en un espacio lúdico; un proyecto deportivo, que propone la mejora de porterías y canastas de su patio y un proyecto ecológico que contempla talleres didácticos y acciones de reciclaje, para lo que habrá una zona verde y contenedores especiales. “Con este proyecto, además, hemos aprendido a escuchar a los demás, a dialogar y a trabajar en equipo”.

 

Al finalizar el evento, Morell felicitó a los alumnos por sus exposiciones y manifestó que a lo largo de 2018 sus propuestas se harán realidad.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.