Un año más la ermita de la patrona de Turís, la Mare de Déu dels Dolors Gloriosos, lució como nunca con los máximos representantes de las cinco comisiones ataviados con las galas de valencianos.

Este año el besamanos a la imagen de la patrona contó con un pequeño aliciente y es que la parroquia, aprovechando el 25 aniversario que celebra la Junta Local, invitó a las que han sido falleras mayores de la localidad a participar en el evento.

Resultó un momento especialmente emotivo para el que la parroquia, y también como novedad, ha confeccionado una estampa-recordatorio que a partir de ahora se entregará cada año a los máximos representantes.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.