El pasado jueves, 5 de abril, el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cheste dio cuentas en el Pleno de la liquidación del ejercicio 2017, con un resultado presupuestario de 2.480.375 euros de superávit.

“Los dos plenos más importantes de cada ejercicio son el de aprobación de los presupuestos, que representa las líneas sociales y económicas previstas para el año siguiente, y el pleno en el que se da cuenta de la liquidación del ejercicio anterior, como el de hoy, en el que rendimos cuentas de la gestión realizada”, explicaba la concejala de Hacienda, Carmen Delgado.

Tal y como explicó la concejala, el remanente de tesorería, es decir, el ahorro acumulado a día 31 de diciembre de 2017, ascendió a 7.017.178 euros, “dinero que podríamos gastar en cualquier momento sin endeudarnos si las leyes del Ministerio de Hacienda no nos lo impidieran”. En esta línea Delgado insistió en que en 2017 el Ayuntamiento cumplió con el objetivo de estabilidad presupuestaria, la regla de gasto y el límite de deuda conforme marca la ley.

Con respecto a la recaudación a través de impuestos y tasas, en 2017 la cifra ascendió a 6.786.000 euros “En el año 2017, sin subir impuestos, este Ayuntamiento ha recaudado un millón de euros más que en el anterior ejercicio, ya que en el 2016 se recaudaron 5.704.000 euros”, explicaba Delgado, “este equipo de gobierno ha municipalizado la gestión recaudatoria, demostrando que la gestión pública bien llevada es más rentable que la gestión privada que tanto le gusta al Partido Popular”. Así, la concejala también incidió en el ahorro que ha supuesto la remunicipalización de este servicio, cuyo coste ha pasado de los 140.000 euros, que se pagaba anteriormente a una empresa privada, a los 70.000 euros actuales, correspondientes al sueldo de una administrativa, el programa informático y los gastos de correo y notificación a los contribuyentes.

En este sentido, desde el grupo Popular se exigió “que se bajen los impuestos de una forma real” y se argumentó que “la recaudación ahora va mejor porque la economía va mejor y la gente tiene más disponibilidad económica gracias a las políticas que se han aplicado en España para salir de la crisis”.

Con respecto a la bajada de impuestos, la concejala de Izquierda Unida, Mª Ángeles Llorente, argumentó que si éstos se recortaran no se podría ofrecer a la ciudadanía los servicios adecuados. “Nosotros no hemos subido ningún impuesto, pero no habíamos prometido bajarlos, por lo tanto no estamos incumpliendo porque somos conscientes de que los impuestos son necesarios para mantener determinados servicios y mejorar los que estamos ofreciendo”.

Por su parte, José Vicente Guijarro, concejal de Compromís, hizo hincapié en los datos estadísticos sobre la desigualdad en España. “Actualmente hay 13 millones de personas pobres en nuestro país que viven con menos de 7.001 euros al año, según el Eurostat, sin embargo la deuda pública ya supera el 100%, sumando más de un billón de euros, y la mejora de la economía que ejecuta el Gobierno de Rajoy se utiliza para pagarla”.

El alcalde, José Morell, cerró este punto destacando la labor de trabajo en equipo que se ha realizado con respecto a la gestión económica. “Voy a resumir nuestra gestión en tres frases: no debemos ni un euro, estamos mejorando los servicios y no subimos los impuestos”.

La concejala de Hacienda explicó en el pleno que 1,5 millones de euros del superávit se van a destinar a devolver el préstamo que se solicitó para acometer las obras de la Casa de la Música y de la Casa Valterra, dinero del cual no se llegó a disponer finalmente. “Las modificaciones de crédito que traemos hoy corresponden a la devolución del préstamo y a inversiones que, teniendo dotación presupuestaria, no se finalizaron en 2017 y pasan a 2018”, explicaba Delgado, “en total son 2.030.691 euros que se destinarán, además de a devolver dicho préstamo, a inversiones en la Casa de la Música y el Archivo Municipal, a mejoras en el parque de la Lomiquia y el Polideportivo Municipal, a la revisión el Plan General Urbano, o a la reurbanización de calles pendientes, como son La Virgen, Manuel de Falla y Doctor Zamenhoff, entre otros”.

“Debido a la aplicación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, que es el corsé que el Ministerio de Hacienda aplica a las entidades locales para que se cumpla el déficit y que en el caso de los Ayuntamientos es cero, el superávit se tiene que dedicar a cancelar los préstamos, a inversiones financieramente sostenibles y a algunos casos concretos que contempla dicha ley”, manifestaba Delgado.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.