El pasado 23 de agosto comenzaron las tareas de exhumación de los nichos 54 y 55 del cementerio de Paterna, que podrían albergar los restos de dos ex alcaldes de Chiva, Javier Morea y Urbino Blay, que fueron represaliados por el franquismo.

En el acto estuvieron el alcalde de Chiva, Emilio Morales, el concejal de Cultura, Educación e Igualdad, Manu Clemente, y la diputada Rosa Pérez Garijo, junto a ellos un hijo y una nieta de Urbino Blay, y cuatro nietos de Javier Morea, además de algunos bisnietos.

Todos cumplimentaron el trámite con los forenses para la extracción de muestras de ADN que permitan cotejar y confirmar que los restos son los de su familiares, fusilados el 4 de noviembre de 1939 junto al cementerio de Paterna.

El acto fue muy emotivo para los familiares, que hace unos meses tuvieron constancia de que podrían recuperar los restos, gracias a una ayuda de la Diputación de Valencia a la que se ha acogido el Ayuntamiento de Chiva, impulsor de esta acción.

El alcalde de Chiva, Emilio Morales, ha asegurado que se trata de un acto de justicia, el que las familias no sólo puedan saber donde están su padre o su abuelo, sino que puedan enterrarlos en Chiva junto a sus seres queridos. Por su parte, el concejal de Cultura, Educación e Igualdad, Manu Clemente, ha asegurado que fue un día emocionante, es emotivo ver a las familias reunidas, y que hayan podido contribuir a dignificar y reparar una afrenta histórica, y ha añadía que la labor de las asociaciones de memoria histórica les honra, pero el edil cree que también las administraciones tienen la responsabilidad institucional de llevar estas acciones a cabo.

Escribe un comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.